Consejos para mantener hidratados a los niños en verano

mantener-hidratados-a-los-ninos-en-verano-wikiduca

Las altas temperaturas propias de los meses de verano hacen que resulte esencial que los padres conozcan diferentes consejos y recomendaciones para mantener hidratados a los niños.

En Wikiduca disponemos de un post donde explicamos cómo evitar la deshidratación en niños donde encontraréis algunos trucos que podréis combinar con las sugerencias para mantener hidratados a los niños que os proponemos a través de las siguientes líneas. ¿Os animáis a descubrirlas? 

¿Por qué es importante la hidratación?

Antes de saber cuáles son algunas de las mejores formas de hidratar a los niños durante los meses de calor, será interesante que tengáis es cuenta qué hace que la hidratación sea tan importante para los peques.

En este sentido, no hay que olvidar que el cuerpo humano está compuesto por alrededor de un 80 % de agua y que, si no consumimos la cantidad de líquidos necesaria, el organismo puede dejar de funcionar del modo correcto.

Y más aún durante la estación estival, una época en la que el sol y el calor provocan que perdamos una mayor cantidad de líquidos a través del sudor y que corramos un mayor riesgo de sufrir una deshidratación.

Algo que deberíamos evitar a toda costa debido a que puede traer consigo sequedad en la boca y la lengua, fatiga, irritabilidad, dolores de cabeza, vómitos y diarrea, entre otros síntomas.

Cómo mantener hidratados a los peques en verano 

Prevenir la deshidratación es fundamental para conseguir que los niños gocen del máximo bienestar en los días de sol y calor. Si os habéis propuesto evitarla, no os marchéis de Wikiduca sin prestar atención a los siguientes consejos:

Beber agua

El agua debería ser la protagonista indiscutible del verano y sustituir a los refrescos con gas y las bebidas azucaradas durante todo el año. No olvidéis que, a la hora de paliar la sed, el agua siempre será la opción más sana, efectiva y natural. Así que llevad siempre una botella de agua con vosotros cuando salgáis de casa en un día caluroso.

Tened en cuenta, asimismo, que la Asociación Española de Pediatría aconseja que en verano los niños beban agua cada dos horas aunque no tengan sed, ya que este sencillo gesto resulta muy útil para evitar la deshidratación.

Cabe recalcar, asimismo, que los jugos de frutas naturales y caseros también se convierten en excelentes aliados a la hora de hidratar a los más chiquitines de una forma saludable.

Prescindir de las exposiciones prolongadas al sol

Las largas exposiciones al sol no solo pueden provocar deshidratación en grandes y pequeños, sino también otros síntomas tales como náuseas, cansancio, falta de concentración o quemaduras en la piel, por ejemplo.

De ahí la importancia de limitarlas a un máximo de diez minutos al día y de evitar exponer a los niños a los rayos ultravioleta entre las doce del mediodía y las cuatro de la tarde.

Consumir frutas frescas

Las frutas son perfectas para llenar el organismo de los chiquitines de vitaminas y minerales esenciales para su buen crecimiento. Además, estos productos alimentarios también son fantásticos para hidratar el cuerpo debido a su gran riqueza en agua, sobre todo cuando se fomenta el consumo de frutas como el melón, la sandía, la fresa o la piña.

Disfrutar de helados caseros

En el blog de Wikiduca ya publicamos un post acerca de los beneficios de los helados para los niños. ¿Sabíais que son perfectos para mantener hidratados a los peques?

No obstante, es imprescindible tener en cuenta que, para poder aprovechar las ventajas de los helados, se deben sustituir los productos industriales por polos caseros que no contengan azúcar y se hayan elaborado en el propio hogar utilizando frutas frescas.

Incluir verduras en la dieta

Aunque las frutas son fantásticas para mantener hidratados a los niños en verano, las verduras también juegan un papel esencial en la hidratación infantil.

En este sentido, podéis aprovechar los beneficios del calabacín, que está compuesto por un 96 % de agua, mejora el tránsito intestinal, cuida los huesos y se puede emplear para preparar una exquisita crema fría de calabacín muy nutritiva y refrescante.

Pese a que el verano es la época ideal para disfrutar del sol, la playa, la piscina y las actividades al aire libre, siempre hay que tener presente que los rayos ultravioleta y las altas temperaturas pueden jugarnos muy malas pasadas.

Si queréis evitar problemas, acordaos de incluir frutas y verduras frescas en la dieta de los peques, estimular el consumo de agua mineral, zumos naturales y helados caseros y prescindir de las exposiciones prolongadas al sol.

Cómo prevenir las picaduras de medusa
Llega Señales Cruzadas, un nuevo juego electrónico...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 27 Octubre 2021

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.wikiduca.com/