6 beneficios del aceite de oliva para los niños

beneficios-del-aceite-de-oliva-para-los-ninos-wikiduca

Son tantos los beneficios del aceite de oliva para los niños que cada vez más padres, maestros y expertos en nutrición se animan a incluir este pequeño tesoro de la naturaleza en la dieta de los más pequeños.

Y es que este producto estrella de la dieta mediterránea posee una amplia variedad de propiedades y de sustancias que no solo son buenas para los chiquitines, sino también para las personas adultas.

Animar a los peques a aprovechar los beneficios del aceite de oliva tiene hoy más importancia que nunca, ya que el 44 % de los niños españoles abusa de la bollería industrial, según reveló un estudio sobre Salud y Bienestar en la Infancia publicado por el Instituto DKV de la Vida Saludable.

Además, los países del área mediterránea son los que tienen una mayor proporción de niños y niñas obesos de todo continente europeo.

Estos últimos datos fueron extraídos de un análisis realizado por la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estudio también demostró que Italia, Chipre, España, Grecia, Malta y San Marino se sitúan a la cabeza de Europa en lo que a obesidad infantil se refiere.

Una enfermedad a tener muy en cuenta debido a que el exceso de peso puede derivar en problemas cardiovasculares, hipertensión y diabetes, entre otras dolencias.

Es por todo ello que lograr que los pequeñines de la casa aprovechen los beneficios del aceite de oliva y lo combinen con el consumo de otros ingredientes sanos y nutritivos tiene en la actualidad una gran importancia en los hogares españoles.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva para los niños?

A pesar de que el aceite de oliva es muy beneficioso tanto para los niños como para los adultos, es importante que los chiquitines no consuman más de tres cucharadas al día.

Proporcionar una dosis extra de energía y vitalidad

Uno de los beneficios del aceite de oliva reside en su poder para llenar el organismo de energía, algo que consigue debido a su riqueza en ácidos grasos esenciales.

Gracias a ellos los peques tienen la oportunidad de comenzar el día con vitalidad y de disponer de la energía suficiente para ir a la escuela, hacer los deberes en casa y practicar deporte o algún otro tipo de actividad extraescolar.

Reducir los niveles de colesterol malo en la sangre

El aceite de oliva contiene vitamina E, ácidos grasos esenciales y antioxidantes; tres componentes que se encargan de reducir los niveles de colesterol malo en la sangre y de prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Combatir el estreñimiento

El estreñimiento puede afectar tanto a los niños como a las personas adultas. Si queréis mejorar el tránsito intestinal podéis combinar una alimentación sana y variada con el consumo de una cucharada de aceite de oliva virgen extra en ayunas.

Este sencillo gesto es fantástico para activar los intestinos, acabar con el estreñimiento y disminuir la hinchazón del vientre de una forma sana, sencilla y natural.

Saciar el apetito

Saciar el hambre y reducir las ganas de comer es otro de los beneficios del aceite de oliva, una gran ventaja debido a que evita que los niños piquen entre horas y consuman ingredientes poco saludables.

Activar la circulación de la sangre

Consumir aceite de oliva a diario también es ideal para activar la circulación sanguínea gracias a sus altas dosis de ácidos grasos omega 3, que mejoran la salud del aparato circulatorio de grandes y pequeños.

Ayudar a los niños a crecer sanos y fuertes

Si conseguís que vuestros hijos consuman aceite de oliva de manera habitual lograréis que puedan crecer sanos y fuertes, ya que nos encontramos ante un ingrediente de origen natural que aporta infinidad de nutrientes y vitaminas al organismo.

Si queréis que vuestros hijos aprovechen los beneficios del aceite de oliva para los niños, acordaos de empezar a incluir este ingrediente en vuestra dieta desde el embarazo.

De este modo cuidaréis vuestra salud y, además, favoreceréis el buen desarrollo fetal gracias a la vitamina E, que también se encarga de proteger a los bebés del asma y de determinadas alergias.

A la hora de ofrecer este completo alimento a los pequeñines, nada mejor que animarlos a deleitar el paladar con unas cuantas rodajas de tomate fresco aderezado con una pizca de sal marina y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, ya que ofrece una calidad mucho mayor que el aceite de oliva refinado.

Recordad, no obstante, que consumir una cucharada de esta pequeña maravilla de la naturaleza en ayunas es la mejor manera de aprovechar al máximo sus múltiples beneficios.

Si queréis que vuestros hijos gocen de una buena salud podéis incitarles a combinar los beneficios del aceite de oliva para los niños con el consumo de algunos alimentos para combatir el cansancio.

Libros para padres primerizos
Películas infantiles sobre los Reyes Magos de Orie...
 

¡Suscribidme al blog!