Consejos para combatir la astenia primaveral en niños

combatir-la-astenia-primaveral-en-los-ninos

La primavera es una de las estaciones más alegres del año, pero su llegada provoca que multitud de padres se pregunten qué pueden hacer para combatir la astenia primaveral en niños.

Algo esencial para garantizar el bienestar de los más chiquitines de la casa y conseguir que puedan disfrutar al máximo de la primavera, una época perfecta para salir a pasear, caminar por el campo, hacer deporte al aire libre y jugar en la terraza o el jardín.

¿Qué es la astenia primaveral?

Antes de enumerar algunos consejos para combatir la astenia primaveral en niños, es interesante tener en cuenta que esta condición puede provocar síntomas tan variados como cansancio, dificultad para conciliar el sueño, apatía, falta de apetito, irritabilidad, dolores de cabeza y problemas de concentración, principalmente.

Es habitual que los meses de marzo y abril lleguen acompañados de astenia primaveral, la cual afecta a multitud de personas debido, sobre todo, a la subida de las temperaturas, el cambio horario y el incremento de las horas de luz.

Cabe señalar, asimismo, que es frecuente que las personas que padecen algún tipo de alergia sufran con más intensidad las consecuencias de la temida astenia primaveral, que puede hacer mella tanto en los adultos como en los niños.

Cómo combatir los síntomas de la astenia primaveral en los peques

A pesar de que todavía no existe ningún tratamiento que permita combatir la astenia primaveral en los niños, seguir algunos buenos hábitos puede ser de ayuda para paliar sus molestos síntomas. A continuación, enumeramos algunos de ellos:

Llevar una dieta sana y variada

Apostar por una alimentación saludable, ligera y equilibrada permite gozar de una salud de hierro, llenar el organismo de energía y prevenir el cansancio y la fatiga.

Por eso, es importante que en la dieta de los pequeñines no falten las frutas frescas, las verduras y hortalizas, los zumos naturales, los frutos secos y los pescados azules (trucha, salmón, sardina, boquerón…).

A la hora de combatir los síntomas de la astenia primaveral, también es interesante reducir el consumo de frituras, ultraprocesados y grasas saturadas y sustituir este tipo de productos por comida casera y ligera que contenga ingredientes ricos en fibra.

Recordad que en la dieta de los pequeñines también podéis incluir algunos alimentos para fortalecer el sistema inmunológico de los niños.

Adaptarse al cambio horario

A finales del mes de marzo los relojes españoles se adelantan una hora, lo que puede derivar en la aparición de alteraciones del sueño en la vida de grandes y pequeños.

Por suerte, es posible minimizar los efectos del cambio horario intentando acostar y levantar a los niños siempre a la misma hora para que adquieran unos hábitos de sueño y cerrando las persianas cuando llegue el momento de acostarse para impedir que la luz incida de manera negativa en su capacidad para quedarse dormidos.

Practicar deporte

El deporte también juega un papel esencial a la hora de combatir la astenia primaveral en niños, ya que realizar ejercicio físico durante al menos treinta minutos al día ayuda a prevenir el cansancio y la fatiga, a liberar el estrés y a dormir mejor durante la noche.

¿Nuestro consejo? Que aprovechéis el buen tiempo y las horas de sol para practicar deporte al aire libre en compañía de vuestros hijos. Lo pasaréis genial y os beneficiaréis de todas las ventajas del ejercicio al mismo tiempo.

Dormir

Gozar de un sueño placentero y reparador resulta esencial para comenzar el día con energía y vitalidad y paliar los síntomas característicos de la astenia primaveral.

En este sentido, es importante animar a los niños a acostarse temprano, ya que la Academia de la Medicina del Sueño de Estados Unidos aconseja 16 horas de sueño para los bebés y 8 para los adolescentes.

Beber agua

El consumo de agua mineral, infusiones y jugos naturales también puede ser de gran ayuda a la hora de prevenir los síntomas de la astenia primaveral, ya que el líquido hidrata el organismo desde el interior y reduce la fatiga, regula la temperatura corporal, mejora las digestiones y refuerza el sistema inmunitario.

A pesar de que la astenia primaveral aparece en la vida de multitud de niños y adultos todos los años, existen algunas pautas que pueden ayudar a paliar sus síntomas, tales como beber mucha agua, dormir un mínimo de ocho horas al día, realizar ejercicio físico con frecuencia, apostar por una alimentación saludable y establecer unos hábitos de sueño.

No olvidéis que a través del blog de Wikiduca también explicamos cómo reforzar las defensas de los niños.

10 razones para apuntar a los niños a teatro
Beneficios de los libros de texto digitales

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 27 Julio 2021

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.wikiduca.com/