Enclaves naturales perfectos para paliar el calor del verano

enclaves-naturales-paliar-el-calor-del-verano-wikiduca

Playas, lagos, ríos, piscinas naturales… Cualquier espacio donde haya grandes cantidades de agua es bueno para paliar el calor del verano y disfrutar, al mismo tiempo, de un divertido día en familia.

Sin embargo, es importante elaborar una lista compuesta por una selección de enclaves naturales perfectos para refrescarse durante los meses estivales a la hora de organizar las vacaciones.

Sobre todo si vais a pasarlas en compañía de los pequeñines de la casa, ya que existen parajes ubicados en plena naturaleza que son ideales para pasar un día en familia.

En Wikiduca nos gustaría ayudaros a elegir los mejores espacios naturales para paliar el calor del verano junto a los más chiquitines.

Por eso hemos preparado un listado compuesto por lagos, ríos, playas y piscinas naturales donde todos podréis daros un refrescante chapuzón.

Parajes ubicados en la naturaleza ideales para refrescarse durante los meses más calurosos del año

Por suerte, en España podemos presumir de contar con escenarios naturales de una belleza inigualable que permiten sumergir el cuerpo en aguas frescas y cristalinas.

Los Pilones, Valle del Jerte (Extremadura)

El Valle del Jerte se convierte en un escenario digno de admirar durante la época de los cerezos en florNo obstante, entre sus tierras también se esconden joyas naturales como Los Pilones, un río donde se juntan las aguas procedentes de varios arroyos.

Son tan cristalinas que permiten contemplar bonitos peces y, además, son perfectas para paliar el calor del verano debido a que su temperatura suele ser muy baja incluso durante los meses estivales.

La Font Calda, Tarragona (Cataluña)

En el término de Gandesa, en Tarragona, encontramos una pequeña maravilla natural conocida con el nombre de Font Calda que se define como un balneario de agua minero – medicinal al aire libre.

A pesar de que sus aguas se encuentran a 28 grados centígrados, se trata de un enclave natural perfecto para gozar de un baño en familia que, además, dispone de un área de picnic.

Piscinas naturales de San Nicolás del Puerto, Sevilla (Andalucía)

A unos 90 kilómetros de la ciudad andaluza de Sevilla encontramos las piscinas naturales de San Nicolás del Puerto, que están rodeadas de especies vegetales y se sitúan en un escenario que ha sido declarado Monumento Natural por la Junta de Andalucía.

Sin duda un lugar fantástico para paliar el calor propio del verano y refrescar el cuerpo con un refresco en cualquiera de los chiringuitos de sus alrededores.

Lago de Sanabria, Zamora (Castilla y León)

En Puebla de Sanabria, considerado uno de los pueblos más bonitos de España, hallamos un lago de origen glaciar que recibe su mismo nombre.

Esta maravilla de la naturaleza se ubica dentro del Parque Natural Lago de Sanabria y cuenta con diversas playas de arena donde grandes y pequeños pueden chapotear, nadar y refrescarse.

No hay que olvidar que los chiquitines también lo pasarán pipa si os animáis a recorrer las aguas del Lago de Sanabria sobre una barca o piragua tras haber llenado el estómago en cualquiera de sus merenderos.

 Lagunas de Ruidera, Albacete (Castilla la Mancha)

Si estáis buscando enclaves naturales en los que paliar el calor propio del verano también podéis acudir a las Lagunas de Ruidera, que están ubicadas en el interior de un parque natural y se componen de un total de 16 lagunas de aguas turquesas.

Varias de ellas están habilitadas para los bañistas y son magníficas para disfrutar del agua en verano y contemplar un paisaje precioso al mismo tiempo.

Piscinas naturales de Rascafría, Comunidad de Madrid

Cuando el calor azota el territorio español, son muchos los madrileños que deciden viajar a la costa con el fin de encontrar playas en las que poder bañarse.

Sin embargo, en la capital del país también es posible darse un chapuzón gracias a escenarios como las piscinas naturales de Rascafría.

Se trata de un enclave que reúne un total de tres piscinas libres de cloro y otros agentes químicos y rodeadas de áreas verdes donde respirar aire puro.

Fuentes de Algar, Alicante (Comunidad Valenciana)

A pesar de que la Comunidad Valenciana pone a disposición de residentes, turistas y visitantes una amplia variedad de playas, también cuenta con parajes tan especiales como las Fuentes de Algar.

Están situadas a unos 15 kilómetros de la ciudad de Benidorm y atraen a miles de personas todos los veranos debido, sobre todo, a la belleza de sus cascadas y sus aguas de color turquesa.

Aunque se trata de un lugar fabuloso para paliar el calor del verano en compañía de toda la familia, recordad que lo mejor será que acudáis entre semana si queréis evitar aglomeraciones.

¿Qué os han parecido estos espacios naturales donde el agua es la protagonista? ¿Habéis visitado alguno de ellos? En Wikiduca nos encantará conocer vuestra experiencia.

Si queréis pasarlo en grande durante los meses estivales también podéis echar un vistazo a nuestro post sobre planes originales para un verano muy divertido.

¿Qué deberían hacer los niños durante las vacacion...
Una ingeniera española crea The Ifs para introduci...
 

¡Suscribidme al blog!