6 consejos para elegir los zapatos perfectos para los peques

elegir-los-zapatos-perfectos-para-los-peques-wikiduca

Saber cuáles son los pasos a seguir para elegir los zapatos perfectos para los peques cobra una gran relevancia en la vida de multitud de padres y madres.

Entre los doce y los quince meses, la inmensa mayoría de los niños empiezan a dar sus primeros pasos, momento en el que escoger el calzado idóneo para ellos se transforma en algo de vital importancia para el cuidado de su salud.

Antes de que los chiquitines caminen, no obstante, se recomienda prescindir de los zapatos. Así lo asegura un estudio titulado Podología preventiva: niños descalzos igual a niños más inteligentes.

La investigación, llevada a cabo por Isabel Gentil García, Profesora de la Escuela Universitaria de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad Complutense de Madrid, destaca la importancia de dejar descalzos los pies de los bebés que todavía no caminan.

Sin embargo, una vez que los niños comienzan a andar resulta fundamental cubrir sus pequeños piececitos con un calzado que se adapte a la perfección a su edad, al tamaño de pie y a su forma de vida.

Si queréis dar en el clavo a la hora de ir a comprar el calzado de vuestros hijos, seguid leyendo y tomad nota de los consejos para elegir los zapatos perfectos para los peques que os proponemos a través del blog de Wikiduca.

Trucos y consejos para escoger el calzado ideal para los niños

Si queréis que vuestros chiquitines crezcan sanos y fuertes, podéis combinar los consejos que hallaréis a continuación con la preparación de algunos de los mejores alimentos para cuidar la salud de los niños.

Solo sus zapatos

Es frecuente que los niños hereden zapatos de sus hermanos mayores, primos o amigos. Sin embargo, es recomendable que los niños solo empleen su propio calzado, ya que cada peque tiene una manera determinada de caminar y, si usa unos zapatos de otro niño, la forma de su pisada se podría ver afectada.

El material idóneo

La humedad en el área de los pies puede derivar en la aparición de hongos. Por eso es importante que todos usemos chanclas al acudir a la piscina y que sequemos muy bien los pies al salir de la ducha.

Otro sencillo gesto que os ayudará a prevenir la aparición de hongos en los pies de los niños consiste en ataviarles con zapatos elaborados con materiales transpirables.

De esta forma, evitaréis la aparición de humedad y sudor y será más difícil que los hongos acaben invadiendo los pies de los más pequeñines.

En este sentido, lo mejor es dejar a un lado los zapatos que hayan sido fabricados con plásticos y gomas y optar por un calzado más natural elaborado con cuero o piel.

Hasta el tobillo

Cuando vayáis a vuestra zapatería favorita con el objetivo de elegir los zapatos perfectos para los peques, será importante que os fijéis en la altura del calzado.

Y es que los expertos aconsejan que el zapato llegue hasta los huesos que se encuentran a cada lado de los tobillos debido a que, si es más bajo, podría entorpecer la forma de caminar del chiquitín e influir de manera negativa en su desarrollo.

La suela perfecta

A pesar de que son muchos los padres que escogen zapatos completamente planos para sus hijos porque piensan que son los más cómodos y adecuados para ellos, esto no es exactamente así.

Si queréis proteger la espalda y las piernas de los más pequeñines lo mejor será que os decantéis por zapatos cuya suela tenga entre dos y tres centímetros.

Las plantillas deben ser muy confortables

Aunque muchas personas no se fijan en las plantillas que se esconden en el interior de los zapatos, resulta fundamental tenerlas en cuenta, sobre todo cuando llega el momento de escoger el calzado idóneo para los niños.

Si queréis acertar, lo correcto será que las plantillas sean planas y muy flexibles, ya que de este modo vuestros hijos se sentirán cómodos en todo momento y podrán caminar, correr, jugar y saltar durante todo el día.

Prescindir de las bailarinas

Pese a que multitud de niñas sienten fascinación por las bailarinas o manoletinas, es aconsejable dejar este tipo de calzado para chiquillas un poco más mayores.

Al no tener sujeción, es fácil que estos zapatos se acaben desprendiendo del pie mientras las niñas juegan y que resulten incómodos y muy poco confortables.

Si vuestros hijos todavía son pequeños, el calzado con velcro se convertirá en una buena opción, ya que sujetarán el zapato al pie sin recurrir a los cordones, que tienden a deshacerse con facilidad y pueden provocar caídas.

Acordaos de tener en cuenta estos consejos a la hora de elegir los zapatos perfectos para los peques y recordad que, si notáis algo extraño en la forma de caminar de vuestros hijos, será fundamental que hagáis una visita al podólogo para poder determinar sus causas.

Si queréis potenciar al máximo el bienestar de los más peques de la casa también podéis recurrir al ajedrez, un juego que mejora la salud.

Parques de España ideales para un día con niños
¿Qué es la ludoterapia y cuáles son sus beneficios...