Llevar una alimentación sana mejora las notas de los exámenes

alimentacion-sana-mejora-las-notas-de-los-examenes-wikiduca

 Apostar por una dieta sana, variada y equilibrada no solo permite gozar de un buen estado de salud y de grandes dosis de energía, sino también mejorar las notas de los exámenes.

Las épocas de estudio, ya sea en la escuela o en la universidad, suelen ir acompañadas de un incremento calórico debido a que el cuerpo necesita más energía para mantener la mente activa y a que el estrés derivado de los exámenes lleva a muchas personas a comer más.

Aunque consumir una mayor cantidad de alimentos no tiene porque ser perjudicial para el organismo, sí es importante elegir bien esos productos alimentarios, ya que llevar una alimentación sana mejora las notas de los exámenes.

Según reveló el experto en innovación educativa Stephen Heppell en una entrevista publicada en el periódico El País, es fundamental tratar el aprendizaje como si fueran unos juegos olímpicos en lo que a alimentación se refiere.

No obstante, la dieta de los estudiantes suele ser poco equilibrada y bastante pobre en vitaminas, minerales y otras sustancias saludables.

Así lo dejó de manifiesto un estudio que se llevó a cabo en la Universidad de las Islas Baleares (UIB) en el año 2010 y que se publicó en la revista Public Health Nutrition.

La investigación reveló que la dieta de los universitarios que cursaban sus estudios en la UIB era escasa en productos tan sanos y nutritivos como las frutas y verduras frescas y los cereales.

No obstante, los estudiantes que participaron en el estudio aseguraron que los dulces, las carnes procesadas y los refrescos sí estaban muy presentes en su alimentación.

Además, durante las épocas de exámenes los hábitos alimentarios de los jóvenes son aún peores, ya que el estudio les lleva a cambiar los horarios de las comidas, recurrir a máquinas expendedoras a causa de la falta de tiempo y consumir cantidades ingentes de cafeína para mantenerse activos y despiertos.

A pesar de que es muy habitual que esto ocurra durante los meses de exámenes, resulta fundamental animar a niños y adolescentes a apostar por una dieta saludable durante todo el año.

Y es que, según un estudio publicado en el año 2015 en la revista European Journal of Nutrition, llevar una alimentación sana mejora las notas de los exámenes y el rendimiento académico.

Esto es debido, según los investigadores, a la riqueza en antioxidantes y propiedades antiinflamatorias de los ingredientes que forman parte de la dieta mediterránea, unas sustancias que poseen un efecto neuroprotector.

Destacan también los increíbles beneficios del aceite de oliva, un producto que no puede faltar en nuestra alimentación y que cuida el cerebro gracias a sus grasas monoinsaturadas, que mejoran el desarrollo cognitivo y, además, previenen enfermedades como el alzhéimer.

De ahí la importancia de apostar por una dieta mediterránea, saludable y variada que se ocupe tanto de mejorar las calificaciones en los exámenes como de cuidar la salud de grandes y pequeños.

Algunos de los ingredientes propios de la dieta mediterránea que deberían estar muy presentes en la vida de los estudiantes son el aceite de oliva, las verduras de hoja verde, las legumbres, las frutas frescas, los pescados azules y los yogures naturales.

Si queréis que vuestros hijos crezcan sanos y fuertes y, al mismo, obtengan unas excelentes notas en sus exámenes, también será importante que recurran a comidas ligeras que no deriven en digestiones pesadas.

De esta forma, tendrán la oportunidad de estudiar con una mayor facilidad, se sentirán menos cansados y podrán afrontar las semanas de estudio con grandes dosis de energía.

Si tenéis hijos que están en el colegio, el instituto o la universidad, recordad que también será fundamental que prescindan de los refrescos, ya que contienen grandes cantidades de azúcar y pueden resultar perjudiciales para el organismo e, incluso, para la salud bucal.

Lo mejor es sustituir ese tipo de bebidas por batidos verdes compuestos por frutas y verduras, agua mineral o zumos caseros y naturales.

No hay que olvidar que apostar por la dieta mediterránea mejora las notas de los exámenes, protege el organismo y mejora la salud de grandes y pequeños al prevenir enfermedades como la diabetes y la hipertensión, mimar el corazón y reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.

Si queréis ayudar a vuestros hijos a obtener mejores calificaciones en la escuela también será interesante que comentéis los temas de estudio con ellos, les ayudéis a resolver dudas, destinéis una habitación de la casa al estudio donde no haya ruidos ni distracciones y animéis a los peques a dormir ocho horas diarias.

Llevar una dieta sana, equilibrada y variada dará a vuestros hijos la oportunidad de mejorar las calificaciones de sus exámenes, y más aún si la combináis con los consejos que hallaréis en el post de Wikiduca donde os damos las claves para conseguir que los niños saquen buenas notas en la escuela.

Cómo preparar la maleta del campamento de verano d...
Youthcamp propone 7 ejercicios para trabajar las e...