Hacer crucigramas, una actividad muy beneficiosa para el cerebro

Hacer crucigramas, una actividad muy beneficiosa para el cerebro

Hacer crucigramas es una actividad divertida e ideal para ejercitar la mente que forma parte de la vida de los seres humanos desde hace mucho tiempo.

 

Un pasatiempo muy ameno y entretenido consistente en escribir palabras en horizontal y vertical a partir de una definición de tal modo que todas las letras encajen entre ellas.

Una acción que, aunque a priori puede parecer sencilla, nos da la oportunidad de potenciar la agilidad mental y de poner en marcha el cerebro mientras nos divertimos, además de proporcionarnos otros muchos beneficios.

Hacer crucigramas mejora las habilidades lingüísticas

El hecho de tener que encontrar la palabra exacta para una definición concreta hace que las habilidades lingüísticas de grandes y pequeños aumenten de un modo más que considerable y que gocemos de un amplio, variado y rico vocabulario.

Y más aún si combinamos la realización de crucigramas con la lectura de historias tan fascinantes como La Leyenda de Wikiduca.

Un ebook gratuito y bilingüe escrito en inglés y español que también permite ampliar el vocabulario, así como descubrir el significado de multitud de palabras en inglés.

Una actividad muy divertida

En Wikiduca nos encanta que los peques puedan aprender jugando.

De ese modo, adquieren nuevos conocimientos de un modo muy divertido que huye por completo del aburrimiento.

Hacer crucigramas también fomenta el aprendizaje de una forma lúdica, ya que esta sencilla actividad es fabulosa para distraerse, ocupar los ratos libres en algo productivo e, incluso, liberar endorfinas, la hormona del placer y la felicidad.

Ideales para todas las edades

Es domingo por la tarde, fuera está lloviendo y estáis en casa con vuestros hijos ideando un plan para divertiros.

¿Y si optáis por hacer crucigramas en familia? Conseguiréis que los niños se beneficien de las ventajas de estos pasatiempos que, además de ser beneficiosos para la salud mental, resultan ideales para las personas de todas las edades, ya que presentan diferentes niveles de dificultad.

Previenen el deterioro cognitivo

Al hacer crucigramas tenemos la oportunidad de activar las conexiones neuronales y, por tanto, de mantener el cerebro joven durante mucho tiempo, así como de prevenir la aparición de enfermedades tales como al Alzhéimer o la demencia senil.

A través de las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías y las aplicaciones móviles nos permiten, a día de hoy, desempeñar millones de acciones que van desde aprender inglés hasta conocer nuevas recetas de cocina pasando por adentrarnos en el mundo de los viajes y el turismo, por ejemplo.

Unas modernas herramientas que también han llegado al universo de los crucigramas debido a que, ahora, podemos disfrutar de estos pasatiempos no solo en papel, sino también en la tablet o el smartphone gracias a las diversas apps que podemos descargar en estos dispositivos en cuestión de segundos.

Hacer crucigramas nos ayuda a conseguir que los niños sean más felices

b2ap3_thumbnail_hacer-crucigramas_20150707-120339_1.jpgLos papás y mamás hacen todo lo posible por conseguir que los niños sean felices y crezcan rodeados de risas y buenos momentos.

Aunque existen multitud de acciones y actividades ideales para que los niños sean felices, en esta ocasión hemos destacado el hecho de hacer crucigramas, ya que los pasatiempos son muy divertidos y tremendamente entretenidos.

Además, se pueden disfrutar en compañía de toda la familia y convertirlos en una competición entre padres e hijos para ver quién logra encontrar un mayor número de palabras.

No obstante, hacer crucigramas es solo una de las prácticas que se pueden llevar a cabo para hacer que los niños sean felices.

¿Otras formas de conseguirlo? Fomentar el optimismo y enseñar  a los peques a ver el lado bueno de las cosas para que atraigan a la buena suerte.

Para ello, una estupenda idea puede ser animar a los niños a aprender jugando no solo con los crucigramas, sino también con, por ejemplo, el videojuego educativo de Wikiduca.

Gracias a él, los pequeñines de entre 6 y 12 años pueden aprender inglés de una forma apasionante y retarse en duelos de sabiduría en lengua anglosajona para rescatar a los Kidus, los habitantes del reino mágico de Wikiduca.

¿Queréis descubrir más trucos para conseguir que los niños sean felices? ¡Echad un vistazo al post Consejos para que los niños sean felices!

Hacer crucigramas reduce el número de horas frente al televisor

b2ap3_thumbnail_Hacer-crucigramas-una-actividad-muy-beneficiosa-para-el-cerebro-.jpgOtro de los beneficios de hacer crucigramas es que reduce el número de horas que los niños pasan frente a la televisor.

Y es que, aunque hoy en día existen multitud de series educativas y de dibujos animados ideales para aprender inglés, no hay que olvidar que un exceso de televisión puede provocar que los peques acaben viendo contenido violento y perjudicial para ellos.

Asimismo, es importante destacar que ver demasiado la televisión también puede traer consigo la aparición de ciertas dolencias oculares, por lo que lo mejor es limitar su visionado a unos pocos minutos al día y sustituirlo por el uso de cuentos para niños como La Leyenda de Wikiduca, así como por crucigramas y actividades al aire libre.

¿Otras actividades fantásticas para aprender y dejar a un lado el televisor? Podéis descubrirlas en el post ¿Por qué no es bueno que los niños vean demasiado la televisión?

Aprender jugando a través del ajedrez, un juego que mejora la salud

Hacer crucigramas es una acción plagada de beneficios para grandes y pequeños e ideal para aprender jugando.

Pero este no es el único pasatiempo que podéis incluir en la vida de vuestros hijos si queréis estimular su agilidad mental.

b2ap3_thumbnail_Hacer-crucigramas-una-actividad-muy-beneficiosa-para-el-cerebro.jpg

 

Y es que el ajedrez, un juego de mesa nacido en Asia en el siglo III a.C., también es perfecto para cuidar la salud mental de las personas debido a sus múltiples beneficios, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Mejora la memoria: el ajedrez invita a los jugadores a concentrarse en sus fichas con el fin de moverlas a la perfección y obtener un “jaque mate” que les permita ganar la partida, lo que pone en marcha el cerebro y potencia la memoria y la concentración.
  • Aumenta el cociente intelectual: el juego del ajedrez también es capaz de elevar el cociente intelectual de los peques debido a que les da la oportunidad de mejorar los conocimientos matemáticos, estimular la creatividad y aprender a tomar las decisiones más acertadas.

¡Pero los beneficios del ajedrez no terminan aquí! Si os apetece conocer otras de sus ventajas, animaos a leer el post El ajedrez, un juego que mejora la salud.

Como veis, el hecho de hacer crucigramas y de combinarlos con el ajedrez, los cuentos para niños y los juegos para aprender inglés puede resultar muy útil a la hora de conseguir que los niños aprendan jugando y lo pasen de maravilla.

¿Os animáis a hacer crucigramas en compañía de los chiquitines de la casa?

 

¡Juegos de inglés para niños ideales para aprender...
Juegos educativos on-line para aprender jugando

Related Posts