¿Por qué no es bueno que los niños vean demasiado la televisión?

¿Por qué no es bueno que los niños vean demasiado la televisión?

La televisión es mucho más que una herramienta de diversión y entretenimiento, ya que puede convertirse en un excelente vehículo de aprendizaje y cultura gracias a los programas educativos que se pueden visionar en muchos de sus canales.

 

No obstante, es importante que los padres controlen tanto el tiempo que sus hijos pasan frente al televisor como el tipo de programación que está presente en sus vidas.

Y es que ver demasiado la televisión puede provocar que el contenido violento y perjudicial para los niños acabe pasando por delante de sus ojos en más de una ocasión.

Asimismo, resulta vital tener en cuenta que el hecho de ver la televisión durante varias horas al día también puede traer consigo la aparición de ciertos problemas de salud.

Los riesgos de ver demasiado la televisión

Como os acabamos de comentar, el hecho de ver demasiado la televisión puede llevar a los niños a visionar contenido poco apropiado para ellos.

Pero, además, conlleva un riesgo para la salud al provocar la aparición de trastornos oculares cuando los peques se acercan demasiado a la pantalla, de insomnio si el chiquillo se entretiene con programas ruidosos antes de acostarse, de falta de interacción social con otros niños y niñas, de sedentarismo y de hábitos consumistas debido al exceso de publicidad presente en la pequeña pantalla.

La mejor solución es, por tanto, limitar el uso del televisor a unos minutos al día en los que el contenido infantil y educativo sea el protagonista.

¿Qué pueden hacer los niños cuando no ven la televisión?

b2ap3_thumbnail_juegos-de-mesa.jpgPor suerte son muchas las actividades que los niños pueden desempeñar mientras no ven la televisión.

Además de practicar deporte y realizar actividades extraescolares tales como pintar o tocar un instrumento, los peques de la casa pueden aprovechar su tiempo libre para aprender jugando.

¿Cómo? Pues con aplicaciones tan educativas como el videojuego de Wikiduca, perfecto para aprender inglés con grandes dosis de diversión y aventura.

¿Otra idea? Recurrir al juego de cartas de Wikiduca, un pasatiempo que potencia el desarrollo cognitivo y la memoria funcional mientras mejora las habilidades sociales y los conocimientos aritméticos de los niños.

Y vosotros, ¿qué hacéis para evitar que vuestros hijos vean demasiado la televisión?

Cómo enseñar un idioma usando Flashcards
¡Celebrad el Día del Libro con La Leyenda de Wikid...

Related Posts