Formas de prevenir el deterioro cognitivo

"formas-de-prevenir-el-deterioro-cognitivo-wikiduca"

Aunque existen muchas formas de prevenir el deterioro cognitivo y de mantener el cerebro sano y activo, el frenético ritmo de vida al que la gran mayoría de personas se ven sometidas provoca que, en ocasiones, muchas de ellas descuiden este aspecto a pesar de su gran importancia.

Pero, ¿qué es realmente el deterioro cognitivo? Se puede definir como una alteración del funcionamiento intelectual que afecta, en gran medida, al lenguaje y la memoria.

Al igual que ocurre con muchas otras afecciones y trastornos que atañen al cerebro, el deterioro cognitivo se divide en diferentes grados, ya que puede ser leve, medio o avanzado.

¿Cuándo empieza a producirse el deterioro cognitivo?

Pese a que son muchas las personas que piensan que el deterioro de las funciones cognitivas aparece en la tercera edad, un estudio llevado a cabo por el Centro de Salud Pública de Francia y la Universidad de Londres demostró que esto no es así.

Y es que la investigación reveló que el deterioro cerebral comienza a los 45 años de edad, una época de la vida en la que el cerebro sigue siendo joven pero comienza a presentar los primeros signos de envejecimiento.

Por eso en Wikiduca somos partidarios de recurrir a formas de prevenir el deterioro cognitivo desde la infancia, ya que de este modo será más sencillo evitar la aparición de alzhéimer y demencia senil en el futuro.

Es por ello que, a través de este post, os explicaremos cuáles son algunas de las mejores maneras de prevenir el deterioro cognitivo y cuidar la salud cerebral.

¿Cuáles son las causas del deterioro cognitivo?

Antes de deciros cuáles son algunas de las actividades que os pueden ayudar a prevenir, o al menos retrasar, el deterioro cognitivo, nos gustaría hablaros de sus principales causas.

Aunque a día de hoy los científicos y expertos en la materia todavía no han podido determinar sus causas exactas, todo apunta a que la genética y los factores ambientales pueden influir en la evolución de la enfermedad.

No obstante, existen determinados hábitos y actividades que favorecen tanto la prevención como el retraso de la aparición del deterioro cognitivo. Veamos cuáles son.

Realizar ejercicio físico con frecuencia

Para tener un cuerpo y una mente sanos no es necesario pasar dos horas al día en el gimnasio levantando pesas o corriendo sobre una cinta.

De hecho, caminar a paso ligero durante 30 minutos al día por espacios abiertos y, a ser posible, naturales, es suficiente para huir del sobrepeso, cuidar el cerebro y evitar el deterioro cognitivo precoz.

Tanto es así que un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) y publicado en Proceedings of The National Academy of Science, reveló que caminar y pasear mejora la salud mental y disminuye los niveles de estrés.

No obstante, para aprovechar las caminatas al máximo y beneficiarse de todas sus ventajas, lo mejor es llevarlas a cabo en parajes naturales libres de ruidos y contaminación.

Leer todos los días

La lectura es, sin duda, una de las mejores actividades que se pueden llevar a cabo tanto en la vida de los niños como en la de las personas adultas.

Por eso en Wikiduca ya os hemos explicado en alguna ocasión cómo crear hábitos de lectura en los niños, ya que leer permite estimular la creatividad, mejorar la ortografía, aprender vocabulario y, por supuesto, cuidar la salud mental.

Cabe destacar, asimismo, que la lectura favorece la concentración, estimula la memoria, mantiene el cerebro en formay reduce el estrés, los nervios y la ansiedad.

Además, para aprovechar sus bondades no es necesario enfrascarse en una novela, ya que leer un periódico, un artículo de una revista o un cómic, por ejemplo, también ayuda a poner el cerebro en marcha y a prevenir el deterioro cognitivo.

Huir de la rutina

Hacer siempre las mismas cosas hace que el cerebro "se acostumbre" y que se acabe atrofiando. De ahí la importancia de dejar de lado la rutina e intentar hacer cosas diferentes.

Podéis organizar nuevos planes en familia con los peques, apuntaros a una actividad que no hayáis practicado nunca, hacer un deporte que sea nuevo para vosotros… Incluso acciones tan sencillas como elegir otro camino si vais andando a la escuela o al trabajo os puede ayudar a salir de la rutina y a mantener la mente sana y activa.

Llevar una dieta sana y variada

No hay duda de que la dieta mediterránea es una de las mejores del mundo debido a su riqueza en productos ricos en vitaminas, nutrientes y componentes de lo más beneficiosos para la salud.

Pero apostar por este tipo de alimentación no solo es útil para gozar de una salud física de hierro, sino también para proteger el cerebro.

Un estudio presentado en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer dejó de manifiesto que la dieta mediterránea puede mejorar las habilidades cognitivas y disminuir el riesgo de padecer demencia hasta en un 35 %.

Por eso os animamos a incluir, tanto en vuestra dieta como en la de vuestros hijos, alimentos tan sanos como el aceite de oliva, las frutas frescas y de temporada, las verduras de hoja verde, las legumbres y los frutos secos.

Quedar con amigos

Salir con amigos y realizar actividades que impliquen relacionarse con otras personas es otra de las formas de prevenir el deterioro cognitivo.

Así lo demostró un estudio publicado en el Journal of the International Neuropsychological Society, que reveló que las personas con una actividad social activa pueden reducir su deterioro cognitivo hasta en un 70 %.

Una gran noticia si tenemos en cuenta que quedar con amigos no solo es bueno para proteger la salud cerebral, sino también para disfrutar de instantes divertidos, únicos e inolvidables.

Recurrir a los pasatiempos

Resolver sudokus, sopas de letras y crucigramas, hacer puzles o jugar a aventuras gráficas, por ejemplo, son actividades amenas, entretenidas e ideales para entrenar el cerebro, mantenerlo activo y evitar el deterioro de las funciones cognitivas. Acordaos de recurrir a ellas con frecuencia.

No olvidéis que comer bien, hacer ejercicio, salir con amigos, evadir la rutina y leer a diario son excelentes formas de prevenir el deterioro cognitivo que se pueden poner en práctica desde la infancia.
5 películas de Halloween para ver con niños
7 tendencias educativas para el nuevo curso escola...