Cómo enseñar un idioma usando Flashcards

Cómo enseñar un idioma usando Flashcards

Enseñar un idioma a multitud de niños y niñas es el objetivo de un sinfín de maestros de buena parte del mundo.

Por suerte, cada vez son más las técnicas y herramientas que permiten que los docentes puedan enseñar un idioma de una forma divertida, creativa y diferente.

 

Entre ellas encontramos las Flashcards, un recurso de aprendizaje que atrae a montones de profesores y que es perfecto para enseñar un idioma y motivar a los niños a aprender inglés, francés, alemán o cualquier otra lengua.

¿Qué son las Flashcards?

Las Flashcards son tarjetas con dos caras que mejoran el aprendizaje y facilitan la memorización de conceptos.

Si vuestro objetivo es enseñar un idioma utilizando las Flashcards, lo mejor será que escribáis la palabra en español en una cara y su traducción en la parte trasera.

A la hora de emplear las Flashcards para aprender jugando, una buena idea consiste en repartirlas entre los alumnos mostrándoles una cara e invitándoles a que adivinen el significado de la palabra que tienen delante sin darle la vuelta a la tarjeta.

Al girarla, comprobarán si conocen ese vocablo o si deben seguir estudiando para reforzar sus conocimientos.

Los beneficios de enseñar un idioma con Flashcards

Son muchos los maestros que han convertido las Flashcards en parte de su material de enseñanza.

Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que estas tarjetas están plagadas de beneficios educativos debido a que:

  • Pueden trasladarse de un lado a otro con total comodidad, ya que ocupan muy poco espacio.
  • Permiten aprender fechas, acontecimientos históricos, palabras en otros idiomas y mucho más de un modo ameno y muy entretenido.
  • Amplían el vocabulario de los estudiantes, ya que facilitan el aprendizaje de un sinfín de palabras en otras lenguas.
  • Mejoran la capacidad de memorizar nuevos datos debido a que pueden utilizarse en repetidas ocasiones.
  • Pueden decorarse con fotografías y dibujos que llamen la atención de los peques y les motiven a aprender un idioma.
  • No solo se pueden usar para enseñar una lengua, sino también para amenizar las clases de historia, matemáticas, literatura o ciencias. ¡Solo es cuestión de darle rienda a suelta a la imaginación!

¿Qué opináis sobre las Flashcards?, ¿os animáis a utilizarlas en vuestras clases para enseñar un idioma de una forma divertida, amena y eficaz?

¿Por qué no es bueno que los niños vean demasiado ...
¿Qué es el Informe PISA?

Related Posts