Cómo fomentar la lectura al aire libre en verano

Cómo fomentar la lectura al aire libre en verano

La llegada de los meses estivales provoca que sean muchos los padres y madres que se preguntan cómo fomentar la lectura al aire libre en verano, ya que esta calurosa estación es perfecta para sumergir a los peques en el universo de los libros.

 

Y es que los meses de junio, julio y agosto invitan a salir a la calle, jugar con amigos en parques y jardines, tomar el sol en la playa o la piscina y llevar a cabo un sinfín de actividades fuera de casa para aprovechar el buen tiempo.

 

Por eso en Wikiduca os explicamos cómo fomentar la lectura al aire libre para que vuestros hijos puedan disfrutar más que nunca de sus vacaciones de verano y aprovechar las ventajas de jugar al aire libre.

 

No hay que olvidar que la lectura resulta de lo más beneficiosa para las personas de todas las edades, ya que ayuda a estimular la creatividad, mejorar la memoria, aprender vocabulario y ortografía, pasar un rato muy agradable y aprender montones de cosas.

 

Cómo fomentar la lectura al aire libre durante los meses de verano

 

Si os preguntáis cómo fomentar la lectura al aire libre en verano entre los peques de la casa, animaos a tomar nota de los consejos que hemos recopilado a través de este post publicado en el blog de Wikiduca.

 

Elegir cuentos para niños llenos de aventuras

 

Una de los aspectos más importantes a la hora de fomentar la lectura entre los niños es deleitarles con cuentos infantiles plagados de aventuras que les enganchen y hagan que no quieran parar de leer.

 

Encontramos un ejemplo de este tipo de historias en Kidulegend: la Leyenda de Wikiduca, una aventura épica que transmite valores éticos y educativos.

 

 

Una casa en el jardín

 

Si queréis saber cómo estimular la lectura al aire libre durante los meses de primavera y verano desde Wikiduca también os animamos a instalar una casa en la terraza, el patio o el jardín.

 

Para ello podéis fabricar una tienda de campaña casera colocando una sábana encima de un trozo de cuerda o, si lo preferís, dedicar parte de vuestro tiempo libre a diseñar una casita junto a los peques usando tablas de madera y palés.

 

No os olvidéis de decorar el interior con una estantería llena de libros para que puedan disfrutar al máximo de la lectura y pasarlo en grande al aire libre pero sin salir de casa.

 

Buscar formas en las nubes

 

Si vuestros hijos no quieren salir de casa con un libro entre las manos, podéis animarles a hacerlo a través de un juego muy sencillo.

 

Consiste en buscar en las nubes figuras que se correspondan con las imágenes que vayan saliendo en el libro que estáis leyendo. Si, por ejemplo, aparece un perro en la historia, podéis mirar al cielo en busca de una nube que tenga forma canina.

 

De este modo los pequeñines de la casa lo pasarán pipa mientras descubren lo emocionante que puede ser leer y aprovechan las cálidas y agradables temperaturas propias de los meses de verano.

 

Diseñar una biblioteca al aire libre

 

Si colocáis libros en la terraza o el jardín animaréis a los peques a salir a leer y a aprovechar los beneficios del sol y de la brisa propia del verano.

 

Podéis colocar los cuentos infantiles en los árboles usando cuerdas o tablas de madera, situar estanterías en la terraza o idear cualquier otra forma de ubicar libros fuera de casa para animar a los niños a leer al aire libre.

 

Todo lo necesario para disfrutar de un día perfecto

 

Si os preguntáis cómo fomentar la lectura al aire libre será muy importante que, cuando animéis a los chiquitines a leer en el patio de casa, el parque, el jardín o la playa, por ejemplo, os hagáis con todo lo necesario para que se sientan cómodos en todo momento.

 

No os olvidéis de llevar toallas sobre las que puedan tumbarse y de haceros con una cesta llena de agua, refrescos, crema solar y alimentos saludables que ayuden a los niños a reponer fuerzas.

 

Si queréis conseguir que vuestros hijos crezcan sanos y fuertes recordad que en su dieta no podrán faltar estos superalimentos para aumentar la energía.

 

 

Un día en compañía de los amigos

 

Otra idea estupenda para sumergir a los peques en el bello mundo de la lectura consiste en invitar a sus mejores amigos a casa y organizar un club de lectura.

 

Podéis elegir un libro que se adapte a los gustos de todos ellos y animarles a que, nada más terminarlo, se reúnan para comentarlo y hablar sobre lo que más (y lo que menos) les ha gustado.

Se trata de una forma magnífica de fomentar la lectura entre los peques, ya que lo pasarán genial hablando de la obra con sus amigos y las risas y los instantes inolvidables estarán muy presentes en todo momento.

 

Estos consejos os podrán ser de ayuda si os preguntáis cómo fomentar la lectura al aire libre en verano, ya que animarán a los niños a disfrutar de un buen libro estén donde estén y les darán la oportunidad de descubrir lo emocionante que puede ser la lectura.

 

¿Os gustaría conocer más trucos, herramientas y consejos para conseguir que los más pequeñines de la casa sientan pasión por los libros? Si es así también podéis echar un vistazo al post en el que os explicamos cómo crear hábitos de lectura en los niños

Actividades gratuitas para toda la familia
Luis Álvarez crea una plataforma para que los prof...