6 beneficios de los helados para los niños

6 beneficios de los helados para los niños

El sol, el calor y las vacaciones llevan a una gran cantidad de padres a preguntarse cuáles son los beneficios de los helados para los niños y a saber qué nutrientes esconden estas pequeñas delicias.

Y es que, aunque no es recomendable abusar de estos productos alimentarios debido a su elevado nivel calórico, no hay que olvidar que los ingredientes que se usan en la elaboración de los helados pueden aportar una amplia variedad de ventajas a la salud de los peques.

Sobre todo cuando se preparan en casa mezclando leche, frutas frescas y frutos secos, por ejemplo, ya que estas sustancias se encuentran plagadas de vitaminas y minerales que ayudan a los chiquitines a crecer con una salud de hierro.

¿Queréis conocer más beneficios de los helados para los niños? En Wikiduca os damos seis razones para permitir que estos ingredientes endulcen y refresquen los veranos de todos los miembros de la familia.

6 beneficios de los helados para los niños

Aunque son muchos los beneficios de los helados para los niños, recordad que, si queréis que vuestros hijos aprovechen sus virtudes, será fundamental que los consuman con moderación. ¿Os animáis a conocer sus principales bondades?

Llenan el organismo de energía y vitalidad

Las calorías presentes en los helados pueden favorecer el aumento de peso y la obesidad. No obstante, cuando estos productos alimentarios son consumidos con moderación es posible sacar partido de dichas calorías, ya que estas también tienen el poder de llenar el organismo de energía y vitalidad.

Alivian los dolores de garganta

Es muy probable que, cuando estáis enfermos, os apetezca beber infusiones y comer sopas y otros platos muy calentitos. Sin embargo, son muchos los expertos en medicina que recomiendan todo lo contrario, es decir, consumir alimentos fríos.

Es aquí donde los helados juegan un papel muy importante debido a que, al estar tan fríos, actúan como un anestésico y antiinflamatorio natural, por lo que son perfectos para reducir los dolores de garganta y la irritación de las amígdalas.

Son ricos en vitaminas y minerales

Los ingredientes que forman parte de la elaboración de los helados son ricos en vitaminas y minerales que cuidan la salud de grandes y pequeños. Entre ellos podemos destacar:

La leche: es rica en vitaminas A, B y C, en hierro y en calcio, por lo que no podrá faltar en la dieta de vuestros peques si queréis que gocen de una excelente salud dental y sus huesos estén sanos y fuertes.

Las frutas frescas: naranja, limón, fresa, kiwi… Son muchas las frutas que forman parte de la elaboración de helados y polos y que permiten aportar al organismo las dosis de vitamina C que necesita para estar fuerte y sano. Además, esta sustancia también se encarga de fortalecer el sistema inmunológico y de reforzar las defensas de niños y adultos.

Los frutos secos: si os animáis a preparar vosotros mismos los helados podéis añadirles un puñadito de nueces, almendras o cacahuetes, ya que los frutos secos contienen ácidos capaces de eliminar el colesterol malo, proteger el corazón y mejorar la salud cerebral.

Son muy refrescantes

Los termómetros del territorio español superan los 35 grados centígrados en muchos rincones de España durante la estación estival.

De ahí la importancia de usar cremas solares, sombreros y prendas de lino o algodón y combinarlas con el consumo de polos de hielo, ya que son fantásticos para refrescar e hidratar el cuerpo desde el interior a causa de su riqueza en agua.

Permiten introducir frutas y verduras en la dieta de los peques

Son muchos los padres que ya no saben qué hacer para conseguir que los niños coman frutas y verduras. Si a vosotros os ocurre lo mismo podéis utilizar los helados para introducir estos sanos ingredientes en la dieta de vuestros hijos.

¿Cómo? Preparando zumos de frutas o verduras, colocándolos en moldes con forma de polo y dejando que se congelen durante unas horas.

De este modo los peques podrán aprovechar los múltiples beneficios de los helados y disfrutar de las propiedades de las frutas y verduras casi sin darse cuenta.

Reducen el estrés y la ansiedad

Las épocas de exámenes suelen aumentar los niveles de estrés, nervios y ansiedad de los niños. ¿Sabíais que los helados les pueden ser de mucha ayuda en esos momentos?

Sobre todo aquellos que se elaboran con chocolate, un ingrediente capaz de estimular la producción de endorfinas, de aumentar la felicidad y de combatir la ansiedad.

No olvidéis que, aunque los helados industriales suelen ser del agrado de todos los peques, si queréis aprovechar los beneficios de los helados para los niños lo mejor será que apostéis por recetas caseras donde la leche desnatada, el yogur natural, las frutas, las verduras y los frutos secos sean los protagonistas.

Así evitaréis que vuestros pequeñines consuman una dosis elevada de grasas y azúcares y les ayudaréis a gozar de una buena salud mientras se refrescan y llenan su cuerpecito de energía.

Cómo evitar la deshidratación en los niños durante...
Actividades para disfrutar de los días de playa co...