Estimular la lectura en los más pequeños de la casa es genial para potenciar la creatividad, la concentración, la imaginación, la inteligencia y la agilidad verbal de los niños.
Para que aprender se convierta en algo apasionante y los niños tengan ganas de descubrir montones de cosas, es muy importante ambientar su cuarto de estudio del modo adecuado.
Los juegos son fantásticos para aprender, para pasar un rato divertido, para compartir momentos de alegría junto a amigos y familiares e, incluso, para mejorar la salud.
Cuando queremos descubrirlo todo sobre un idioma pero no tenemos tiempo de trasladarnos hasta una academia o un país extranjero, saber cómo aprender inglés en casa se convierte en una excelente opción.
Una tiza, una piedra y un trocito de suelo. Esto es lo que se necesita para disfrutar de la rayuela, un pasatiempo ideal para aprender jugando que nació hace cientos de años.
Las nuevas tecnologías ya forman parte de nuestra vida y se han adentrado no solo en las empresas y en el sector del ocio, sino también en el ámbito de la educación.
Utilizar juegos tan divertidos como Wikiduca, asistir a una academia, ver películas en versión original, leer libros escritos en lengua anglosajona… Son muchas las actividades que se pueden llevar a cabo para aprender a hablar inglés.
Son muchos los padres que desean que sus hijos tengan la oportunidad de aprender inglés. Para conseguirlo, llevan a sus peques a summer camps, les apuntan a academias de idiomas, les hacen viajar a un país extranjero o les muestran juegos tan divertidos y educativos como Wikiduca.
En Wikiduca hemos creado un mundo de fantasía para que los niños puedan aprender jugando. Un universo que invita a los peques de la casa a conocer tanto la pronunciación como el significado de más de 3.000 palabras en inglés mientras lo pasan en grande rescatando a los “Kidus”.
Como profesora de inglés considero que para transmitir conocimientos  necesitamos motivar enormemente a los alumnos en las primeras fases del aprendizaje para tener una base potente  y bien integrada y crear en los chicos la confianza y el gusto por el idioma. ¿Y qué mejor que aprender inglés jugando y reforzar el aprendizaje enseñando lo

¡Suscribidme al blog!