por-que-se-dice-que-los-gatos-negros-dan-mala-suerte-wikiduca

Durante la época de Halloween son muchos los elementos decorativos que adornan viviendas, centros comerciales, restaurantes y escaparates.

Entre ellos nunca faltan murciélagos, brujas, arañas, fantasmas y gatos negros, estos últimos unos animales que siempre se han asociado a la desgracia y a la noche más tenebrosa del año. 

Pero, ¿por qué se dice que los gatos negros dan mala suerte? ¿De dónde proviene la creencia de que estos pequeños felinos tienen algún tipo de relación con la mala fortuna?

Desde luego, se trata de una afirmación de lo más curiosa que en Wikiduca nos ha llevado a interesarnos por su origen.

Es por ello que, aprovechando que la noche de Halloween está muy cerca, a través de este post hemos querido averiguar por qué se dice que los gatos negros dan mala suerte y compartir la respuesta a esta pregunta con todos vosotros.

Antes de conocerla, recordad que a través de las páginas de este blog también tendréis la oportunidad de descubrir otras muchas cosas sobre la noche de Halloween.

Los gatitos negros y la mala fortuna

Son muchos los estudios que, a lo largo de los últimos años, han demostrado que tener un gato puede ser muy beneficioso para todos los miembros de la familia.

Sin embargo, la elegancia y la belleza de estos pequeños felinos no ha impedido que, durante siglos, los gatos de color negro hayan estado íntimamente ligados a la mala suerte.

Para conocer el origen de esta creencia debemos retroceder en el tiempo hasta el siglo XIV, época en la que la terrible peste negra acabó con la vida de entre un 30 y un 60 % de la población europea.

A pesar de que eran los roedores quienes transmitieron la enfermedad, en aquellos tiempos los afectados la asociaron a los gatos y les culparon de la expansión de la epidemia.

Esto provocó que se acabara con la vida de muchísimos felinos a pesar de que, en realidad, ellos ayudaban a exterminar a los ratones, verdaderos transmisores de la peste bubónica.

No obstante, el rechazo hacia los gatos negros no solo tiene origen en las pandemias mundiales, sino también en la brujería.

Esto es debido a que, durante la época de la caza de brujas, los gatos negros también fueron perseguidos tras ser acusados de tener lazos con ellas debido a que muchos se convirtieron en sus animales de compañía.

Además, tiempo después la superstición fue más allá y fueron muchas las personas que creyeron que, al morir, las brujas se convertían en un gato negro, lo que avivó aún más el desprecio hacia estos pequeños e inocentes seres vivos.

A pesar de que todavía hoy se dice que los gatos negros dan mala suerte debido a las creencias populares, no hay que olvidar que en algunos países esta superstición no tiene ninguna validez.

En Gran Bretaña, por ejemplo, los gatitos de color negro se asocian a la buena fortuna, mientras que los blancos son los que están relacionados con la mala suerte.

Los japoneses, por su parte, consideran que tener un gato negro en casa puede ser muy positivo y que, incluso, ayuda a las mujeres jóvenes a encontrar marido.

Otros datos curiosos sobre los gatos negros

Aunque aún se dice que los gatos negros dan mala suerte en multitud de regiones del mundo, existen algunos datos muy curiosos sobre estos animales.

Un aspecto a destacar es que el minino de color negro tiene una mayor cantidad de probabilidades de tener un sistema inmunológico fuerte que los pequeños felinos de otro color.

¿El motivo? Que el melanismo, o lo que es lo mismo, el exceso de pigmentación oscura, hace que estos animales sean más resistentes a los patógenos y que sus posibilidades de ponerse enfermos sean más bajas.

Otra curiosidad llamativa es que, pese al desprecio que generaban los gatos de color negro en el pasado, los antiguos egipcios sentían admiración por estos pequeños felinos debido a que asociaban su oscuro pelaje a la diosa Bastet, protectora del hogar.

Como veis, son muchas las curiosidades que giran en torno a los gatos negros y, aunque las supersticiones tienen cada vez menos peso en la sociedad, los mininos de color oscuro siguen gozando de un gran protagonismo durante la fiesta de Halloween.

Si os fascina la noche del 31 de octubre y queréis vivirla a tope en compañía de vuestros hijos, recordad que podéis celebrar un Halloween en PortAventura.