beneficios-de-tener-un-gato-para-los-ninos-wikiduca

​La ciencia ha demostrado, en diferentes ocasiones, cuáles son los beneficios de tener un gato en casa. Y no solo para las personas adultas, sino también para los chiquitines de la casa.

De hecho, existen estudios que avalan las ventajas de tener un pequeño felino y demuestran que el ronroneo propio de los mininos puede aportar grandes beneficios a todos los miembros de la familia.

En Wikiduca sabemos que tener un perro es muy beneficioso para los niños pero, en esta ocasión, queremos dar protagonismo a los divertidos y simpáticos gatitos.

Y es que estos animales se convierten en el compañero ideal de cualquier pequeñín y en una mascota ideal para mejorar la calidad de vida de la familia al completo.

¿Cuáles son las ventajas de tener un gato en casa?

Aunque son muchos los beneficios de tener un gato para los niños, a través de este post hemos reunido algunos de los más curiosos y llamativos.

Proteger el corazón

Un estudio llevado a cabo por un grupo de expertos de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, reveló que las personas que conviven con gatos tienen menos probabilidades de padecer un ataque al corazón.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores monitorizaron a alrededor de 4.500 individuos durante un total de diez años. De ellos, tres de cada cinco tenían un gato.

El análisis demostró que los participantes que eran dueños de un pequeño felino tenían un 30 % menos de riesgo de sufrir un ataque de miocardio.

Menos alergias

Hay una gran cantidad de personas que padecen alergia al pelo o a la caspa de los gatitos. Si vuestros hijos conviven con un minino desde su nacimiento, se volverán más resistentes a las alergias y tendrán un menor riesgo de padecer otras enfermedades como, por ejemplo, asma.

Reducir los niveles de estrés

La gran cantidad de deberes que los niños deben realizar a lo largo del día puede traer consigo un incremento de sus niveles de estrés y ansiedad.

A pesar de que ya existen juegos educativos que permiten repasar lo aprendido en clase de una forma amena y divertida, es importante combinarlos con otros métodos que también contribuyan a combatir los nervios.

Tener un gato puede, en este sentido, ser de gran utilidad debido a que el mero hecho de acariciar a estos elegantes animales activa la producción de dopamina y serotonina, más conocidas como las hormonas del bienestar y la felicidad.

Desarrollar las habilidades comunicativas

Si queréis que vuestros hijos desarrollen y mejoren sus habilidades comunicativas será fundamental que los animéis a relacionarse con otros pequeñines.

Si, además, decidís tener un gato en casa, podréis potenciar aún más su capacidad para comunicarse ya que, tal como aseguró Nadine Kaslow, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad de Emory, en Atlanta, "las conversaciones que nacen a raíz de un animal se convierten en un verdadero intercambio social".

Incrementar la actividad física

Los niños que practican deporte desde una temprana edad tienen la oportunidad de fortalecer los huesos y los músculos, aprender a valorar la importancia del trabajo en equipo, mejorar las habilidades motoras, prevenir el sobrepeso y evitar el insomnio.

Otro de los beneficios de tener un gato para los niños es que estos animalitos, al igual que los perros, promueven el ejercicio físicodebido a que animan a los peques a salir a jugar, correr, darles de comer y realizar otras muchas actividades junto a su mascota.

Ser más responsables

Otro estudio llevado a cabo en el Hospital Universitario Kuopio, en Finlandia, dejó de manifiesto que tener un gato puede ayudar a reforzar el sistema inmunitario e, incluso, a hacer que los niños sean mucho más responsables.

No hay que olvidar que, para que el animalito crezca sano y feliz, resulta fundamental jugar con él todos los días, darle agua y comida y llevarlo al veterinario cuando no se encuentra bien. Solo así es posible que el pequeño felino goce de una buena salud, lo que convierte a los chiquitines en niños más responsables.

Si habéis decidido aprovechar los beneficios de tener un gato para los niños recordad que será fundamental que enseñéis a vuestros hijos la importancia de no molestar al minino estirándole la cola o haciéndole daño.

Es fundamental que les mostréis lo importante que es tratarlos con mimo y delicadeza y que desarrolléis su empatía dándoles a entender que a ellos tampoco les gustaría que les tiraran del pelo o les molestaran todo el tiempo.

Si a vuestros pequeñines les fascinan los animales no hay duda de que también será interesante que sepáis cuáles son los principales beneficios de la equitación para los niños.