5 consejos para que los peques se adapten a la guardería

5 consejos para que los peques se adapten a la guardería

Conseguir que los peques se adapten a la guardería y les ilusione acudir a este centro educativo para bebés es el sueño de muchísimos padres.

 

Pero, en ocasiones, separarse de los chiquitines se convierte en un proceso muy duro tanto para los niños como para sus progenitores.

Por ello resulta de vital importancia poner en práctica diversos trucos y consejos que hagan que los peques se adapten a la guardería lo más rápido posible.

Y es que en el parvulario los chiquillos tienen la oportunidad de aprender montones de cosas, de hacer amigos y de mejorar sus habilidades sociales.

Por eso en Wikiduca hemos recopilado un total de cinco consejos que os podrán ayudar a conseguir que los peques se adapten a la guardería en un tiempo récord.

Con total naturalidad

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta antes de llevar a los niños a la guardería es mostrar naturalidad en todo momento.

Si los niños ven que ir al parvulario es algo de lo más normal se sentirán más tranquilos y relajados.

Preparar el material

Los papás y mamás que involucran a los pequeñines en la preparación del material escolar tienen más probabilidades de conseguir que los niños tengan ganas de ir a la guardería.

Para ello podéis regalarles una mochila que les encante y llenarla juntos de pinturas de colores, lápices, gomas de borrar, estuches y todo lo necesario para aprender y pasarlo en grande en la guardería.

Nada de llantos

Son muchos los padres a los que se les escapan algunas lágrimas al dejar a sus hijos en el parvulario.

Aunque es algo de lo más normal, es importante evitar que esto ocurra, ya que si los pequeñines os ven llorando asociarán el hecho de ir a la guardería con algo triste y doloroso y no querrán acudir al centro.

En compañía de un amigo muy especial

¿Vuestro hijo tiene un muñeco que siempre le acompaña allí donde va? En ese caso podéis hablar con los maestros y pedirles si es posible que lo lleve a la guardería.

Así podrá sentirse más relajado, seguro y protegido y tendrá la oportunidad de presentárselo a los otros bebés y de jugar con ellos usando su muñeco preferido.

Un poco más cada día

Algunas guarderías permiten dejar a los niños un tiempo determinado durante los primeros días e ir aumentando la estancia en el centro a medida que pasan las semanas.

Esto puede resultar muy útil para conseguir que los peques se adapten a la guardería de un modo progresivo y paulatino.

¿Un consejo? Empezar dejando al peque al cuidado de los maestros una hora al día e ir subiendo el tiempo poco a poco hasta llegar a las tres o cuatro horas diarias.

¿Qué os han parecido estos consejos para conseguir que los niños se adapten a la guardería? En Wikiduca esperamos que os resulten de gran utilidad y que os animéis a ponerlos en práctica.

Mindtrap, un juego para resolver problemas de lógi...
Scrabble: 5 beneficios de este juego de mesa