Trucos para evitar que los niños se aburran en vacaciones

Trucos para evitar que los niños se aburran en vacaciones

Se acercan las vacaciones de Navidad y, pese a que los regalos, los juegos y las risas se convierten en los protagonistas de esta época del año, son muchos los padres que buscan trucos para evitar que los niños se aburran durante sus días libres.

Y es que, aunque la mayoría de ellos dedican las vacaciones navideñas a disfrutar de los regalos que han recibido, las comidas, cenas y otros eventos tan comunes durante los meses de diciembre y enero pueden provocar que los niños deban buscar opciones para entretenerse, en especial cuando no hay más peques con los que jugar.

Por eso en Wikiduca hemos recopilado una serie de sencillos trucos que os ayudarán a evitar que los niños se aburran en vacaciones, pero no solo durante esta época, sino también en los meses de verano o en cualquier otro momento del año.

Trucos para evitar que los niños se aburran en vacaciones

Practicar actividades al aire libre

Hacer senderismo, ir en bicicleta, pasear por la playa, patinar, montar en piragua… Son muchas las actividades al aire libre que se pueden practicar junto a los pequeños de la casa, en especial durante esos días de invierno en los que sale el sol.

Además de ser súper divertidas, este tipo de actividades resultan perfectas para cuidar la salud de grandes y pequeños, ya que montar en bicicleta o patinar, por ejemplo, son deportes magníficos para activar la circulación de la sangre, tonificar los músculos, proteger los huesos, prevenir la obesidad y mimar el corazón.

Ir a la biblioteca

Las vacaciones escolares pueden ser un buen momento para ir con los peques a vuestra biblioteca preferida y animarles a sumergirse en el universo de la lectura. ¿Queréis que vuestros hijos conozcan los múltiples beneficios de leer un libro antes de acudir a este centro cultural? Seguro que se sentirán súper motivados si descargáis La Leyenda de Wikiduca, un ebook bilingüe y gratuito escrito en inglés y español que relata la emocionante historia del reino mágico de Wikiduca.

Si os apetece conocer un poco mejor este libro electrónico y 100 % gratuito tan solo tenéis que dar al botón de “Play” del vídeo que encontraréis a continuación:

Disfrazarse

Los disfraces se convertirán en grandes aliados cuando queráis evitar que los niños se aburran, ya que son pocos los peques que se pueden resistir a ellos. Os proponemos que les animéis a vestirse como sus personajes animados favoritos y a imitarlos para que vosotros tengáis que adivinar de qué estrella de la pantalla se trata. ¡Se lo pasarán de maravilla!

Aprender inglés jugando

Aunque son muchos los niños que desean que lleguen las vacaciones para dejar a un lado materias como el inglés, el aprendizaje de la lengua anglosajona puede ser muy divertido gracias a juegos como el de Wikiduca.

Una aventura épica que fascina a los chiquillos de entre 6 y 12 años debido a que les enseña a escribir y a pronunciar más de 3.000 palabras en inglés mientras disfrutan de un pasatiempo apasionante en el que el objetivo de los jugadores se centra en rescatar a los Kidus (habitantes de Wikiduca) a través de emocionantes duelos de sabiduría.

Escribir un cuento

¿Y si aprovecháis las vacaciones escolares de vuestros hijos para estimular su creatividad? Para conseguirlo os proponemos que os sentéis con ellos y, juntos, escribáis una historia original y única dando forma al escenario y a los personajes y sus vivencias.

De este modo los peques tendrán la oportunidad de dar rienda suelta a la imaginación, desarrollar sus habilidades creativas, aprender nuevas palabras, mejorar la ortografía, aumentar su autoestima al ver que son capaces de crear una historia a partir de la nada y pasarlo de maravilla en familia.

¿Necesitáis algunas ideas inspiradoras para empezar a escribir? En ese caso podéis preparar unas 50 tarjetas con nombres de personas, ciudades, paisajes y objetos, elegir 6 o 7 al azar y usarlas para empezar a dar vida a la historia.

Jugar a las cartas

¿Sabíais que existen juegos de cartas capaces de mejorar el desarrollo cognitivo y la memoria funcional de los niños? Un ejemplo de ello lo encontramos en el juego de cartas de Wikiduca, que os podréis llevar a cualquier parte al disponer de un tablero plegable y que os acompañará durante los días de lluvia.

Gracias a este divertido y ameno pasatiempo los peques potencian la memoria funcional, que está íntimamente relacionada con el coeficiente intelectual y que se puede ejercitar como si se tratara de un músculo, tal como han demostrado diversos estudios como el llevado a cabo por la psicóloga Susanne Jaeggi.

Preparar un delicioso plato de cocina

Si a vuestros hijos les encanta meterse en la cocina y fingir que son expertos cocineros podéis aprovechar su afición para evitar que se aburran preparando un delicioso plato de cocina.

Os recomendamos, no obstante, que optéis por recetas sencillas tales como galletas de mantequilla o tartas de chocolate y que estéis pendientes de los peques en todo momento para impedir que se corten con el cuchillo o se quemen al introducir un pastel en horno.

¿Qué opináis sobre estos trucos para evitar que los niños se aburran durante las vacaciones? ¿Qué otros consejos conocéis para conseguir que los peques estén entretenidos en todo momento y, a la vez, aprendan o realicen actividades beneficiosas para su salud? ¡Animaos a compartirlos con nosotros!

El Kit de Protección Infantil Educo ayuda a los pa...
5 plataformas para enseñar a programar a los niños