Cómo combatir la apatía y el cansancio en los niños

Cómo combatir la apatía y el cansancio en los niños

Si sois padres o maestros es probable que hayáis notado que el cansancio en los niños es más frecuente de lo que desearíais y que vuestros hijos se sienten apáticos y fatigados con frecuencia.

 

Entre las principales causas del cansancio en los niños se encuentran la falta de sueño, el hecho de llevar una dieta poco equilibrada, la ausencia de ejercicio físico, el estrés y la vida sedentaria.

Asimismo, es importante destacar que la fatiga y el cansancio excesivo también pueden deberse al “Síndrome fantasma”, una sintomatología que nuestra amiga Almudena, del blog Educación Primaria, nos explica de fábula a través del post titulado Cansancio eterno o fatiga crónica en niños de educación primaria.

Cómo combatir el cansancio en los niños

Aunque, como comenta Almudena, el “Síndrome fantasma” debe ser tratado por profesionales de la salud, el cansancio en los niños también puede combatirse poniendo en práctica los siguientes consejos:

  1. Llevar una dieta sana y equilibrada. Es vital que en la alimentación de los peques no falten verduras de hoja verde, frutas frescas, zumos naturales, frutos secos, carnes, pescados y productos lácteos. Unos ingredientes que, además de cuidar la salud de grandes y pequeños, llenan el organismo de energía y vitalidad.
  2. Desayunar bien. En una dieta equilibrada no solo deben estar presentes los alimentos mencionados anteriormente; también resulta fundamental que esta incluya un desayuno completo que permita a los pequeñines levantarse con ganas de hacer miles de cosas. A la hora de combatir el cansancio de los chiquitines animadles a incluir cereales, zumos de frutas y productos lácteos en la primera comida del día.
  3. Dormir ocho horas diarias. Trasnochar no es bueno para los peques de la casa, quienes deben levantarse muy temprano por la mañana para ir a la escuela. Si queréis combatir el cansancio en los niños y poner fin a la fatiga será muy importante que les animéis a acostarse temprano para que puedan dormir ocho horas diarias. ¡Se levantarán frescos y con ganas de comerse el mundo!
  4. Realizar ejercicio físico. Practicar deporte con regularidad ayuda, tanto a niños como a adultos, a activar el cuerpo y a combatir la fatiga. ¡Pero ojo! A la hora de potenciar la energía y la vitalidad es importante realizar ejercicio físico de forma moderada si no se desea obtener el efecto contrario.
  5. Activar la mente jugando. Una mente activa es una mente despierta, animada y vital. Pero, ¿cómo podemos ponerla en marcha? ¡Jugando! Una actividad que fascina a los niños y que con Wikiduca será muy fácil, ya que ponemos a vuestra disposición un videojuego para aprender inglés, un cuento bilingüe escrito en inglés y español llamado La Leyenda de Wikiduca y un juego de cartas educativo.

Tres pasatiempos que fascinan a los niños y que les permiten combatir el cansancio, mejorar la memoria y el desarrollo cognitivo y aprender inglés mientras lo pasan pipa. ¡No os los perdáis!

Cómo crear hábitos de lectura en los niños
Manualidades de Navidad para niños