Beneficios de colorear mandalas para los niños

Beneficios de colorear mandalas para los niños

¿Conocéis los beneficios de colorear mandalas? Aunque se trata de una actividad perfecta para grandes y pequeños, en esta ocasión nos vamos a centrar en las ventajas que llenar estas láminas de color tiene para los niños y niñas.

Pero, antes de ello, queremos dedicar unas líneas a explicaros qué son realmente los mandalas, ya que cada vez tienen más presencia en la vida de peques y adultos.

¿Qué son los mandalas?

Los mandalas se pueden definir como imágenes geométricas donde las formas circulares se convierten en las protagonistas. A pesar de que su origen es aún desconocido, son muchos los expertos que aseguran que este se remonta a la India de hace varios siglos, por que se trata de dibujos muy antiguos.

Beneficios de colorear mandalas para los niños

A día de hoy ya no es necesario viajar hasta las tierras hindúes para aprovechar los beneficios de colorear mandalas debido a que han traspasado fronteras para hacer las delicias de los chiquitines y de las personas adultas de todo el mundo.

Aunque a través de este post vamos a destacar los beneficios de colorear mandalas para los niños, no hay que olvidar que estas virtudes pueden aplicarse también a los hombres y mujeres que ya han alcanzado la edad adulta.

Favorece la concentración

Colorear mandalas es una acción que, aunque no conlleva ninguna dificultad, provoca que los niños presten atención a la tarea que están llevando a cabo y a todos los detalles de la ilustración para no salirse de las líneas y poder colorearla a la perfección.

Es por ello que podemos decir que esta actividad es perfecta para mejorar la concentración y la capacidad de atención de los más pequeños de la casa.

Estimula la creatividad y la imaginación de los niños

La gran diversidad de formas geométricas que aparecen plasmadas en los mandalas llevan a los niños a plantearse cuáles son los mejores colores para decorarlas y qué combinaciones se convierten en las más apropiadas.

Esto provoca que los chiquitines deban dar rienda suelta a su imaginación cuando desean que sus mandalas se conviertan en piezas únicas y en pequeñas obras de arte creadas con sus propias manos.

Tiene el poder de acabar con los nervios y el estrés

Los exámenes, los deberes, las actividades extraescolares… Son muchos los aspectos que pueden traer consigo la aparición de nervios y ansiedad en la vida de los pequeñines.

Para huir del estrés es importante crear unos hábitos de estudio para que los niños puedan organizarse a la perfección y desarrollar todas sus tareas sin nerviosismo.

No obstante, también existen actividades que pueden ayudar a los chiquillos a relajarse cuando ya han terminado sus deberes y tienen tiempo para hacer lo que más les apetece.

Colorear mandalas es una de ellas, ya que las formas de estas ilustraciones tienen un efecto calmante sobre el organismo y son capaces de relajar a los peques y de ayudarles a dormir bien durante la noche, lo que les permite despertarse descansados y con grandes dosis de energía y vitalidad.

Permite expresar ideas y sentimientos

A pesar de que hace siglos que los mandalas forman parte de la vida de multitud de personas, son muchos los que piensan que estos dibujos se crearon con el objetivo de ayudar a hombres y mujeres a expresar mejor sus sentimientos.

Por eso otro de los beneficios de colorear mandalas se centra en conseguir que los niños puedan reflejar sus ideas, sus pensamientos y sus sentimientos a través del color.

Mejora la motricidad fina

Colorear mandalas es una actividad que también destaca por trabajar y mejorar la motricidad fina de los niños al hacer que empleen lápices, ceras, rotuladores, pinturas y otros utensilios de reducido tamaño que deben deslizar sobre las láminas con sus pequeños deditos.

Es ideal para aprender a meditar

La meditación puede ser muy beneficiosa para la salud debido a que mejora la memoria, reduce los niveles de estrés, aumenta la felicidad y desarrolla la empatía.

¿Sabíais que los mandalas os pueden ayudar a meditar en compañía de vuestros hijos? Solo tenéis que colocar el mandala que los peques hayan coloreado frente a vuestro sillón favorito y observarlo mientras respiráis profundamente y centráis toda vuestra atención en las tonalidades y en las formas geométricas de la ilustración.

Dónde encontrar mandalas para colorear

En la actualidad son muchas las plataformas web en las que es posible encontrar mandalas que se pueden imprimir y colorear. Solo tenéis que introducir la frase “mandalas para colorear” en vuestro buscador favorito y elegir las ilustraciones que sean del agrado de vuestros hijos.

¿Conocíais los beneficios de colorear mandalas para los niños? En Wikiduca pensamos que estos dibujos son fantásticos para grandes y pequeños y que combinan a la perfección con otras actividades familiares, tales como salir de excursión, leer cuentos infantiles, pasear por la playa, hacer manualidades o montar en bicicleta, por ejemplo. ¿Qué opináis vosotros sobre este tipo de dibujos compuestos por formas geométricas?

Juegos infantiles para aprender a cuidar el medioa...
Aplicaciones para aprender las vocales