Consejos para ayudar a los niños con los deberes

Consejos para ayudar a los niños con los deberes

Son muchos los padres y madres que buscan trucos y consejos para ayudar a los niños con los deberes, ya que es habitual que los chiquitines deban estudiar y realizar ejercicios para asimilar lo aprendido en la escuela tras llegar a casa.

¿Sabíais que conocer algunos truquitos de lo más sencillos os ayudará a crear unos hábitos de estudio en el hogar y a conseguir que vuestros hijos hagan los deberes todos días y a la perfección?

En Wikiduca hemos recopilado varios de ellos con el fin de que podáis conocer diversos consejos para ayudar a los niños con los deberes y, así, los peques tengan la oportunidad de obtener unas excelentes calificaciones.

Consejos para ayudar a los niños con los deberes

A continuación encontraréis algunos consejos para ayudar a los niños con los deberes que también os serán de utilidad si queréis establecer unos hábitos de estudio con facilidad.

Una merienda sana y nutritiva

Cuando los pequeñines llegan a casa después de una larga jornada en la escuela, necesitan disfrutar de una merienda sana, variada y nutritiva que les ayude a recargar las pilas y a llenar el organismo de energía. Y más aún si deben dedicar parte de la tarde a hacer los deberes o a estudiar para sacar buena nota en los exámenes.

Es por este motivo que, en Wikiduca, os recomendamos que preparéis una rica merienda que ayude a vuestros hijos a realizar sus tareas con grandes dosis de energía.

Algunos ingredientes que no podrán faltar si queréis apostar por una alimentación sana en la infancia serán las piezas de fruta, los bocadillos de pavo o lomo adobado, los sándwiches de mermelada o los vasos de leche con tostadas, por ejemplo, aunque existen muchas otras opciones que también serán del agrado de vuestros chiquitines.

El espacio apropiado

Los niños que hacen los deberes en el salón mientras ven la tele o en una sala llena de ruidos, movimiento o juguetes que llaman su atención, tienden a distraerse y a perder la concentración con mucha facilidad.

De ahí la importancia de habilitar un espacio para que los estudiantes puedan trabajar con comodidad y sin distracciones.

Si, además, la sala cuenta con un amplio escritorio, una silla confortable y mucha luz natural, conseguir que los niños hagan sus deberes será aún más sencillo.

Estar a su lado

Permanecer al lado de los peques es otro de los consejos para ayudar a los niños con los deberes que os proponemos a través de este post.

Así os aseguraréis de que se centran en sus tareas y estaréis cerca de ellos cuando necesiten ayuda con alguna materia o con un ejercicio concreto.

Recordad, no obstante, que los padres deben ser un apoyo para los peques, pero nunca tienen que acabar haciendo sus deberes. Las actividades escolares son responsabilidad de los niños y son ellos quienes deben llevarlas a cabo para poder aprender.

Mejorar su estado de ánimo

¿Vuestros hijos han llegado enrabietados o de mal humor a casa después de haber tenido un día duro en el colegio? En ese caso será importante que les ayudéis a cambiar el chip y a conseguir que vuelvan a sentirse alegres y contentos.

Y es que, si los niños empiezan a hacer los deberes enfadados, no prestarán atención a las tareas, se despistarán con mucha facilidad y no se sentirán receptivos para aprender y adquirir nuevos conocimientos.

Podéis alegrarles la tarde preparando su merienda favorita, dejando que vean las series de dibujos animados que más les gustan durante unos minutos o contándoles alguna anécdota divertida, por ejemplo.

Dormir bien durante la noche

Los niños y niñas que se acuestan tarde o no disfrutan de un sueño reparador durante la noche suelen sentirse muy agotados al llegar a casa después de la escuela.

En cansancio y la fatiga provocan que los peques no se puedan concentrar al 100 % en sus tareas, se distraigan con cualquier cosa y no tengan ganas de hacer los deberes.

Los expertos en salud y educación recomiendan, por todo ello, que los chiquillos se acuesten temprano en una habitación sin ruidos ni distracciones que les ayude a conciliar el sueño enseguida y a dormir de maravilla para poder levantarse enérgicos y descansados.

¿Cuál es vuestra opinión sobre estos consejos para ayudar a los niños a hacer los deberes?, ¿los habéis puesto en práctica en alguna ocasión?

No olvidéis que los podéis combinar con herramientas educativas centradas en conseguir que los niños puedan aprender jugando como, por ejemplo, la app de Wikiduca, perfecta para conocer la ortografía, el significado y la pronunciación de más de 3.000 palabras en inglés a través de una aventura épica.

Gracias a ella los peques de entre seis y doce años de edad tienen la oportunidad de retarse en duelos de sabiduría en lengua anglosajona y de aprender inglés mientras lo pasan de maravilla.    

Brócoli Pasión, un proyecto que promueve una alime...
Beneficios de la educación física en los niños