Los mejores y peores alimentos para los dientes de los niños

Los mejores y peores alimentos para los dientes de los niños

Para que los dientes de los niños gocen de una excelente salud es fundamental inculcarles la importancia de llevar una buena higiene bucal desde que son chiquitines.

No obstante, lavar los dientes dos o tres veces al día puede no ser suficiente para prevenir la aparición de caries, sarro y otras afecciones bucales.

Y es que la alimentación también juega un papel fundamental en el cuidado de la boca no solo de los más pequeñines de la casa, sino también de las personas adultas.

Es por ello que, en Wikiduca, hemos recopilado algunos de los mejores y peores ingredientes para los dientes de los niños; unos alimentos que también podréis incluir o excluir de vuestra dieta si sois adultos debido a que pueden ejercer una gran influencia en el estado del esmalte y en la salud bucal.

Los peores alimentos para los dientes de los niños

Aunque no pasa nada por dar un caprichito a los peques de vez en cuando, será vital que no abusen del consumo de los alimentos que os describimos a continuación, ya que pueden ser muy perjudiciales para la dentadura y para la salud en general.

Los refrescos

Los refrescos contienen azúcares y otras sustancias que pueden favorecer la aparición de caries y debilitar el esmalte dental. Además, también son ricos en gas y por ello aumentan los riesgos de padecer diabetes, aceleran la descalcificación de los huesos y pueden provocar un aumento considerable de peso.

De ahí la importancia de ofrecer este tipo de bebidas en contadas ocasiones a los niños y de acostumbrarles a beber agua durante las comidas y en los momentos en los que necesiten saciar la sed.

Las patatillas

Son pocos los niños que pueden resistirse a pedir a sus padres que les compren una bolsa de patatillas cuando acuden a un supermercado. Y, aunque no suele haber inconveniente en dejar que consuman chips muy de vez en cuando, sí pueden aparecer graves problemas de salud al incluir las patatas fritas en la dieta diaria.

¿El motivo? Que son ricas en almidón, una sustancia que se convierte en ácido en el interior de la boca y que puede afectar gravemente al esmalte dental, así como traer consigo la aparición de caries y otras dolencias bucales.

Cabe destacar, asimismo, que las chips también son dañinas para la salud del organismo a causa de sus elevadas dosis de azúcares y aceites, unas sustancias que pueden provocar sobrepeso, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Las chucherías y los caramelos

No hay duda de que las golosinas son del agrado de muchísimos niños y niñas. Y, aunque los peques suelen pedirlas con insistencia, es necesario mantenernos firmes y lograr que se acostumbren a obtener un “no” por respuesta, ya que los caramelos y las chucherías aumentan las probabilidades de tener caries e, incluso, de partir un diente en dos cuando son demasiado duras.

Las salsas

A pesar de que algunas salsas como el kétchup contienen sustancias tan beneficiosas para la salud como el tomate, es importante que los peques no abusen de ellas debido a que pueden teñir el esmalte dental e impedir que los dientes se vean blancos, limpios y brillantes.

Los mejores alimentos para los dientes de los niños

Ahora que ya sabéis cuáles son los ingredientes de los que los chiquitines no deben abusar debido a sus riesgos para la salud y para el esmalte dental, os decimos qué alimentos sí son buenos para los dientes de los niños. ¡Animaos a incluirlos en su dieta!

Las verduras

Las verduras contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que cuidan la salud de grandes y pequeños y que previenen la aparición de muchas enfermedades. Además, los vegetales también tienen el poder de mantener los dientes limpios, reducir la placa bacteriana y arrastrar restos de comida. Es por todo ello que en la alimentación de vuestros hijos no podrán faltar verduras como el brócoli, el apio, la zanahoria, el pimiento, el rábano y la espinaca, por ejemplo.

Los productos lácteos

El ácido láctico está muy presente en productos lácteos como el yogur, el queso y la leche. Una de las principales ventajas de esta sustancia perfecta para cuidar los dientes de los niños es que, además de actuar como un blanqueante natural, se encarga de combatir la halitosis y de limpiar la dentadura de una forma sana y natural.

Las frutas

Al igual que las verduras, las frutas frescas también son magníficas para impedir que se forme placa bacteriana en los dientes debido a que los mantienen limpios y sanos.

Aunque todas las frutas son beneficiosas para la salud, entre las más indicadas para mimar y proteger los dientes de los niños destacan la manzana, la fresa, la pera, el kiwi y la uva a causa de sus propiedades limpiadoras y antibacterianas.

Los alimentos ricos en fósforo

El fósforo es un mineral que, al igual que el calcio, protege la estructura dental y cuida el esmalte. Lo podréis encontrar en alimentos como el pescado, el huevo, la leche, las legumbres y algunos frutos secos.

Los cereales integrales

El desayuno es la comida más importante del día debido a que aporta la energía necesaria para afrontar la jornada. Si queréis que, además de cuidar la salud de vuestros hijos, mime sus dientes, podéis complementar un vaso de leche y algunas piezas de fruta con un delicioso bol de cereales integrales, ya que son ricos en fibra y estimulan la producción de saliva, lo que se traduce en una mejora de la salud bucal.

Recordad que estos ingredientes no solo influyen en el estado de los dientes de los niños, sino también en la salud del organismo, por lo que será muy importante que los tengáis en cuenta a la hora de preparar los platos de los pequeñines.

Herramientas para crear cuentos personalizados
Aplicaciones para ordenar las fotos familiares